Cómo contagiar la felicidad en el trabajo – La Neurona
Personas

Cómo contagiar la felicidad en el trabajo

Ana Sierra

Psicóloga, Sexóloga y formadora

Felicidad

“Cuando una persona está feliz lo contagia, por lo tanto, es muy importante que los líderes trabajen para transmitir energía, positivismo y felicidad a su equipo”, explica Ana Sierra en el vídeo de La Neurona. La felicidad es como la gripe, contagiosa. Y al igual que los virus que se propagan por la oficina a la velocidad de la luz, los estados de ánimo, que son primos hermanos, lo hacen casi con la misma rapidez. Si trabajamos en un clima laboral favorable, donde nos sintamos a gusto, podremos desempeñar mejor nuestras tareas y regresar a casa con un estado de ánimo positivo.

Cada organización tiene una felicidad completamente distinta

La felicidad en la oficina no es utópica, existe y la prueba de ello es que cada vez se apuesta más por una cultura basada en la confianza, sin muros, sin despachos, sin jerarquías, donde el CEO comparte almuerzo con el becario y las paredes, a lo sumo, son de cristal. Si hablamos de espacios de trabajo, algunas empresas apuestan por fomentar la comodidad de sus trabajadores antes que otras variables tradicionales. Apple o Google fueron pioneros en enseñar al mundo cómo los espacios también pueden generar emociones en los empleados. Pero en los tiempos que corren, no hace falta irnos al otro lado del charco para poder trabajar en empresas que se preocupan por generar ambientes laborales agradables. Como dice Ana, “no existe una única felicidad, cada organización tiene una felicidad completamente distinta”, porque la razón radica en las personas  y en la capacidad de cada uno de desarrollarla y transmitirla.

La felicidad laboral repercute positivamente en nuestra tarea aumentando la creatividad, el rendimiento y la concentración. Y también lo hace en el plano personal, afectando a nuestras relaciones, e incluso a nuestra vida sexual.

En resumen, los trabajadores son pilares fundamentales dentro de la organización. No basta solo con reconocérselo, hay que buscar la fórmula y trabajar para que la felicidad sea una realidad dentro la empresa.

 

Contenido Relacionado

Seleccionamos el contenido más destacado del momento