Pymes

Mejor tesorero del año

Tesorería

El paraguas de la gestión de tesorería da cobijo a la previsión, el control y la conciliación de los cobros y los pagos. La gestión óptima del circulante no debe limitarse a las circunstancias que vadean el presente, el tesorero debe ir por delante, anticipándose a posibles tensiones y estableciendo soluciones a los problemas con antelación.

Si dejamos la gestión del circulante al día a día sin determinar de forma clara nuestras condiciones de cobro y pago y sin darle el necesario seguimiento, tendremos serios problemas de tesorería y una mala imagen frente a clientes y proveedores. La falta de control de los cobros puede hacernos perder credibilidad ante los clientes, que pueden caer fácilmente en la tentación de relajar sus políticas de pago. Del lado de los pagos, si renunciamos a la puntualidad, mermaremos sin remedio la confianza de nuestros proveedores. En resumen, si gestionamos mal los cobros y los pagos de nuestra compañía nos veremos obligados a buscar soluciones que siempre van a generar gastos financieros.

La informática es actualmente una de las mejores herramientas que podemos utilizar para conseguir una mayor eficiencia en los departamentos de cobros y pagos. Una adecuada gestión de proveedores que fije las condiciones de compra y los plazos de pago más convenientes para la empresa, nos ayudará también a reducir costes de financiación y a mejorar la competitividad de la compañía.

CONTENIDO RELACIONADO:

Ideas

TENDENCIAS, EXPERIENCIAS & ENTREVISTAS

Aprendizaje

EVENTOS & EXPERTOS