Marketing y ventas

5 claves para comenzar en el vídeo marketing con buen pie

En pleno 2018, preguntarse si se debe apostar por el vídeo marketing o no, ya no es el problema. La cuestión ahora es… ¿cuánto tiempo más vamos a tardar en pasarnos al vídeo?

post-texto-5_claves_vídeo_marketing

Tiempo de lectura: 5 min.

4 octubre, 2018
Video Marketing

Los datos hablan por sí solos: cerca del 81% de las marcas ya usan el vídeo marketing dentro de su estrategia digital. Este dato refleja una obviedad: tus competidores se están aprovechando de esta poderosa herramienta y tú deberías de hacer lo mismo.

Existe una gran variedad de productoras, agencias, estudios, freelance y profesionales que son especialistas en la realización de elementos audiovisuales y a las que, si tu presupuesto y situación te lo permiten, deberás acceder una vez hayas decidido dar el paso. Tanto si tu empresa acude a terceros, como si has decidido comenzar en esto por tu cuenta, os dejamos 5 claves para que tu aventura audiovisual comience de la mejor manera posible:

  1. Estrategia

De una profunda reflexión previa, saldrán las ideas y rumbo que deberás tomar con tus vídeos: ¿A qué público te diriges? ¿Qué formato es el adecuado? ¿Qué ofrece tu empresa que puedas compartir con el resto del mundo? Además, el vídeo marketing debe poder integrarse de forma natural dentro de la estrategia global de tu compañía.

Una buena estrategia de vídeo marketing, además, no puede basarse solo en vender tu producto, deberás aportar valor a tu posible cliente y eso hará que asocie tu marca una vez llegue al momento de decisión en la compra.

Un buen ejemplo son los tutoriales. Si una empresa vende sartenes, puede llegar a mucho público creando contenido de valor con recetas en las que la elaboración del plato precise del uso de una sartén. Los resultados serán mejores que si simplemente se dedica a subir un vídeo con las bondades de su producto. 

  1. El Contenido

En el vídeo, como en casi todas las ramas de la comunicación, el contenido es la pieza fundamental para tener éxito o fracasar. No importa cómo de efectista sea un spot, o cómo de atractivo resulte el presentador o presentadora, o cuántas K tenga la resolución del vídeo. La calidad vendrá dada por el nivel y el valor que nos aporte el contenido de este.

Piensa en tu público, sus características y peculiaridades, y sobre todo ponte en su piel. ¿Cómo te gustaría recibir el contenido? ¿Estás eligiendo el canal adecuado? ¿Está tu audiencia presente en dichos canales? ¿Qué lenguaje utilizan para comunicarse?

La creatividad en este aspecto es fundamental. Una persona pasa una media de cuarenta minutos al día en YouTube, lo que equivale a casi dos años de su vida consumiendo contenido en la plataforma, ¿tus vídeos merecen su valioso tiempo?

  1. Especial atención al sonido

En el mundo audiovisual, el audio es igual de importante que lo visual. Mucha gente pasa por alto este punto y un mal sonido puede arruinar un buen vídeo. Es importante usar un buen equipo y poner especial atención a los detalles, interferencias y ruido, que no hará otra cosa más que distraer al espectador.

El sonido no sólo es la voz de la persona o personas que aparezcan en el vídeo. No podemos olvidarnos de la importancia de la música, los efectos de sonido e incluso los silencios. Recuerda que un buen audio puede sostener un vídeo mediocre, pero si el audio no es adecuado, todos los defectos quedarán aún más expuestos.

  1. Difusión

Una vez tengas tu pieza acabada, el siguiente paso es comunicarla a tu audiencia. Las redes sociales son una potente herramienta para acceder a un público nuevo, pero no olvides el que ya tienes. Clientes, proveedores, socios, colaboradores… Seguro que te rodeas de profesionales de tu sector que pueden ser una primera toma de contacto para tu contenido. Aprovéchate de una de las formas más diferentes y económicas de distribuir tu contenido a través de Internet.

Al comunicar, presta especial atención a la imagen y a los textos que acompañen al vídeo. La miniatura de los vídeos es uno de los aspectos más importantes, ya que es lo primero que verán, y necesita ser la mejor carta de presentación de los vídeos. Mantén la coherencia en todas las comunicaciones y vende tu vídeo en cada título, descripción, asunto y resto de mensajes. En YouTube, cada minuto se suben más de 500 horas de contenido a la plataforma. La oferta es apabullante y la competencia feroz.

  1. Tiempo

Como en cualquier estrategia de Marketing, el vídeo no provoca buenos resultados de forma inmediata. Son contadas las campañas que se convierten en un fenómeno viral y normalmente cuentan con grandes inversiones detrás. Para que tu contenido se comparta de forma masiva, entran en juego varios factores, los cuales la mayoría escapan de tu control.

Ten paciencia y no desesperes si los resultados no son los esperados. El vídeo no es una ciencia exacta y precisa de tiempo. Si tu contenido es bueno, aporta valor al usuario y ten una frecuencia razonablemente buena, los resultados llegarán. Las personas somos seres de costumbres, por ello es importante marcar una frecuencia real y coherente de subida de contenidos y así atraer la atención de la audiencia de forma más efectiva: si subes contenido todos los lunes, llegará un momento en el que tus seguidores al comenzar la semana estarán esperando recibir noticias tuyas. La constancia es un factor fundamental para el éxito de tu estrategia.

CONTENIDO RELACIONADO:

Ideas

TENDENCIAS, EXPERIENCIAS & ENTREVISTAS

Aprendizaje

EVENTOS & EXPERTOS